Cinco empleados de la Corporación Estatal Rosatom fallecieron tras un trágico accidente que ocurrió durante el ensayo de un propulsor de combustible líquido en un polígono militar en la Región de Arkhangelsk. Tres de nuestros compañeros sufrieron lesiones y quemaduras de diversa gravedad.

 

La tragedia ocurrió durante las labores técnicas y de ingeniería con fuentes isotópicas de alimentación del propulsor.

 

En este momento todas las víctimas del accidente se encuentran bajo control médico en las instituciones especializadas y se les está brindando toda la asistencia médica necesaria.

 

En nombre de todo el equipo de Rosatom expresamos nuestro más sentido pésame a las familias de los fallecidos. Sus familias recibirán nuestra asistencia y apoyo.

 

Guardaremos por siempre en nuestros corazones la brillante memoria de nuestros compañeros.